24 de junio de 2011

Mellado en Trazo mi ciudad, c13 cable.


San Antonio, Escritura, Cordillera de la costa... 

La Hediondez, nueva novela de MMellado.


Recién salido del horno y con muy mal olor, una nueva novela de uno de nuestros compañeros. 
Pronto lanzamiento, no en San Antonio.
No deje de asistir.

Centro Cultural, San Antonio.

paseo Bellamar de San Antonio, 2011.


El lunes 13 de junio se constituyó la Corporación cultural que administrará el centro cultural que se construye en Barrancas (al parecer no tiene nombre, habría que ponerle uno adecuado). 

La ceremonia se llevó a cabo en la municipalidad y tuvo un carácter protocolar. Se supone que dicho centro debe ser autónomo e independiente del municipio y que, a pesar de la presencia del alcalde y de un concejal y de otro miembro, también nombrado por la autoridad edilicia, en el directorio, la corporación tiene la posibilidad de desarrollar un trabajo cultural clave para la provincia y el país, porque contaría con profesionales de la cultura y con recursos provenientes del mundo empresarial y de los fondos estatales.

Los trabajadores de la cultura esperamos, en su mayoría me imagino, contar con un espacio físico ad hoc en que se puedan desarrollar obras e instancias formativas que promuevan nuestro patrimonio artístico-cultural y que sea un soporte material de nuestra  identidad simbólica. Hay que reconocer que el edificio que se construye está ubicado prácticamente al lado de uno de los patrimonios clásicos de la ciudad, como es la Tía Adelina.     

Esta vez quiero evitar ser suspicaz, incluso más, querría parecer entusiasmado con la posibilidad de participar en una iniciativa que debiera proyectar el gran capital cultural de la zona. Aunque la lógica conspirativa que nos rige indicaría lo contrario, como me lo hace saber mucha gente, “que está todo cocinado, que aquí el alcalde lo utilizaría como área de especulación del poder, que ciertos sectores de la concertación tratarían de instrumentalizarlo para sus intereses, que hay mucho impostor culturoso tratando de ubicarse, etc” Toda sospecha es válida en el contexto en que vivimos, pero habría que jugar a tener esperanza, porque el trabajo desarrollado por la sectorialista fue muy profesional.

La ceremonia, si bien no fue diferente de otras del mismo estilo, no dejaba de ser una escena potente al dar cuenta de nuestra fauna silvestre y exógena, figurativamente hablando. Obviamente faltaba mucha gente de la cultura que duda de la transparencia del proyecto. Y a pesar de las odiosidades y los desprecios que compartimos el ambiente no era tenso.

Ojalá haya el ánimo para reconocer experticias y capital cultural y que no sea un lugar de disputa de peguitas de algunos clientes del municipio. Difícil, obviamente, aquí hay mucho político desempleado que viene  del antiguo régimen. Esperamos, los profesionales de la cultura, algo de respeto, no mucho, pero el suficiente. Tendremos un espacio cultural que debiera ser del pueblo de San Antonio, ojalá no sea un mero centro de eventos que beneficie a la cultura blanda (las expresiones artísticas amateristas o puramente etarias, tributarias del mundo de la salud o de la educación o de la política partidaria u otras áreas, que son importantes, pero que ya tienen su lugar), muchos esperamos que los genuinos agentes de la producción artística (incluyendo los sistemas académicos) y fundamentalmente las audiencias sean tomadas en cuenta, a pesar del odio y el desprecio. Los compañeros de la cultura debemos movilizarnos para asegurar que el centro cultural que el Estado chileno construye para la provincia nos pertenezca.


Marcelo Mellado/SECH San Antonio.

Publicado HOY en diario local El líder.