27 de abril de 2008

Crítica a Ciudadanos



Por Luis Riffo


Comentario de libros
Ciudadanos de baja intensidad
Marcelo Mellado, Libros La Calabaza del Diablo, 2007.


Dieciséis relatos conforman esta nueva publicación de Marcelo Mellado (Concepción, 1955), entre cuyas obras previas se destacan La Provincia (Sudamericana, 2000) e Informe Tapia (Calabaza del Diablo, 2004), novelas que han recibido una favorable acogida de la crítica.

Los cuentos de Ciudadanos... narran las historias de personajes que habitan en provincia y en algunas comunas periféricas de Santiago, sujetos de clase media con alguna o escasa formación profesional dedicados a tareas para las cuales no parecen estar completamente capacitados. Pero más que la incompetencia laboral, política o creativa de los personajes, lo que pone en relieve Mellado son los precarios mecanismos de compensación con los cuales intentan el vacío de sentido que se instala en sus vidas. Más aún: el gran atractivo de este libro es el registro de ciertas formas discursivas en boga, en particular el léxico técnico de algunas especialidades de los estudios humanísticos o la jerga de los proyectos concursables (llevados al extremo de forzados y absurdos neologismos), mediante los cuales los personajes se cuentan y se ridiculizan a sí mismos.

Por ejemplo, en el cuento inicial, "No iré a Madrid", un poeta al parecer mediocre expone las razones de su decisión de no ir a esa ciudad europea ni a ninguna otra reputada metrópolis "cultural" como una forma de compensar precisamente la imposibilidad de hacerlo, y de paso desliza una crítica irónica acerca de quienes abrigan ese deseo, todo ello expuesto en un lenguaje que acude con frecuencia a los términos de la teoría literaria: "El proyecto poético No iré a Madrid se me ha hecho cuesta arriba, sobre todo por la carga tan brutalmente verosímil de su negatividad".

De modo semejante, los demás relatos constituyen una despiadada sátira acerca de los simulacros que se erigen sobre la mediocridad intelectual ("El pingüino de Humboldt"), los lugares comunes del discurso político desligado de una práctica auténtica o que deja en evidencia la vaciedad de su contenido ("Gutemberg Galaxy", "Por montañas y praderas" y "Que"), las kafkianas estructuras funcionarias del poder local ("El morador", "Ciudadano de baja intensidad") o la nostalgia por los viejos tiempos que se contamina con la sensación del fracaso presente ("Básquetbol", "Vocación docente").

La parodia llega a niveles demenciales en el cuento "Matías pajarito", donde una especie de poeta indigente es objeto de una ridícula lucha entre un grupo de escritores amateur, una oficina de asistencia social gubernamental y una ONG, que quieren convertir al vagabundo en un símbolo que valide su dudosa existencia institucional. O en "El curador", donde una pareja de investigadores sin muchos fundamentos ni instrucción, enmascaran su atracción mutua con la jerga de improbables tesis antropológicas, hasta el punto que la relación sexual es descrita de este modo: "la captura de semillas y su depósito en un hueco contenedor, de barro carnal, para disipar o neutralizar el efecto devastador que suele producir en la modernidad la oquedad o el vacío que naturalmente nos determina". Y el delirante monólogo del profesor de "Vocación docente" cierra el libro de manera contundente.

La agudeza, el humor y el dominio lingüístico y narrativo con que Mellado devela conductas sociales surgidas del fracaso y la mediocridad, en el contexto de los gobiernos post dictadura, sin duda que justifican el Premio de la Crítica Literaria de la UDP, que le ha sido otorgado recientemente.


In Vite, El Mercurio de Valparaíso, sábado 26 de abril 2008.

*Para leer artículo crítico en In Vite, clickear sobre el logo.


ir arriba

Discordia entre poetas

Por Carla Cordua

Las peleas entre poetas tienen un carácter particular debido a la intensidad de las pasiones en juego y a las ofensas indescifrables que las motivan. Los que observan el estallido del conflicto, que suele ocurrir inesperadamente ante testigos casuales, casi nunca entienden el alcance de la profunda animosidad que alienta en él. Pues los demás ignoran los largos antecedentes del choque: las sutiles ofensas no intencionadas que han venido soportando ambas partes sin chistar, las repetidas postergaciones concedidas por la ilusión mutua de una amistad verdadera cuando esta ya ha empezado a sufrir menoscabo, el remoto origen de la relación en un encuentro apasionado, cuyo encanto resiste toda la aventura del mutuo reconocimiento y la celebración correspondida, pero que se va ahogando en la paulatina revelación de los insoportables defectos del otro. Son peleas que serán recordadas y narradas por sus testigos debido a que, cuando la explosión no se desarrolla enteramente en el terreno de las agresiones físicas y alcanza a envolver también a los ingenios y talentos verbales de los protagonistas comprometidos en ella, suele dejar huellas históricas citables y entretenidas. Como la ofensiva descripción del otro Pablo atribuida a Neruda, cuando lo llamó "carabinero furioso". Quevedo movilizó todas las formas poéticas para insultar a Góngora: sonetos, letrillas, coplas, sátiras, décimas. "No hay música donde estén / vuestros inmundos trabajos, / que si suenan bien los bajos / los triples no suenan bien". "Son tan sucias de mirar / las coplas que dáis por ricas, / que las dan en las boticas / para hacer vomitar". Las respuestas gongorinas suelen ser parejamente insultantes aunque bastante más oscuras, para suerte de su agresor. Se puede suponer que las discordias y guerras poéticas alcanzan estos extremos de animosidad debido a que los poetas se permiten expresar sus emociones sin controles; o, más aún, porque cultivan un corazón al que constantemente le permiten chorrear un contenido variopinto no vigilado por cálculo, regla o medidor alguno. El poeta, durante su actividad, se mantiene más bien absorto en la producción externa de la selva íntima de su sentir, en decirla primero, sin vigilancia, en el lenguaje de todos usado de otra manera. Luego, ya algo más tranquilizado, elaborará lo menos silvestre, o lo más potable, de la primera exteriorización de su entrañable volcán. Pues la poesía reside, propiamente, en el resultado de la segunda etapa, con la condición de que la reelaboración no ahogue nunca del todo la lava inicial. Lo que el poeta adora es la continua actividad dedicada a su producción en contraste con lo terminado que reposa tranquilo entre sus límites. No le gustan las cosas firmes y establecidas, las formas ya arribadas a su estado definitivo, sino el hacer y el deshacer, la inquietud que ahora último es llamada el trabajo. La fiebre convertida en salud. Por eso, cualquier cosilla insignificante que viene de otros lo encuentra siempre en pie de guerra. Entre las peleas de los poetas vale la pena recordar una de Ezra Pound. Enfurecido desafió a duelo a un poeta menor, Lascelles Abercrombie, porque, como explicó Pound: "La estupidez llevada más allá de cierto punto se convierte en una amenaza pública". El derecho a elegir las armas correspondía a Abercrombie, que propuso "apedrearse mutuamente con los ejemplares no vendidos de sus libros."

Suplemento Artes y Letras, El Mercurio, domingo 27 de abril de 2008.

25 de abril de 2008

"Este es un premio a la tozudez"

Miércoles 23 de abril de 2008


El escritor sanantonino habla de su Premio de la Crítica UDP 2007


Por Rodrigo Ogalde Jofré
rogalde@lidersanantonio.cl


Con alegría, el escritor sanantonino Marcelo Mellado Suazo recibió la noticia de que había sido el ganador del Premio de la Crítica 2008 de la Universidad Diego Portales.

A horas de viajar a Buenos Aires, donde fue invitado por la Casa de Poesía del gobierno local, el autor del libro "Ciudadanos de baja intensidad" comentó que considera que esta distinción es también para San Antonio, el puerto que lo acogió en su incursión regional tras su paso por Santiago.

¿Qué significa para ti este premio, porque se ha dicho que es un reconocimiento a los escritores regionales?

-Bueno, siempre la hegemonía la tenía el mundo central o capitalino. Lo que pasa es que de pronto hay un movimiento entre comillas llamémoslo de provincias o regiones, que es potente e importante. Es el momento en que se está mirando a regiones como una posibilidad de cambio, no solamente cultural sino que de mirada política. Por eso el premio tiene importancia para mí, no sólo desde el punto de vista personal, sino que desde el punto de vista político. Para mí es primordial estar y escribir desde San Antonio. Es un gesto político cultural fundamental. No es un detalle que estemos escribiendo desde regiones. Está premeditado.
(...)

¿Crees que este es un premio a San Antonio y a lo que te ha dado este puerto?

-Por supuesto. No me cabe ninguna duda. Estoy pensando en términos chauvinistas, como quien se pone la camiseta por el equipo. No me cabe ninguna duda de que San Antonio está funcionando, que no solamente soy yo, es Chinoy en la música y es Roberto Bescós en la poesía. Es mucha gente, los que participan del taller Buceo Táctico; es la gente que está funcionando en San Antonio y que está haciendo cultura y política con un gesto total y radicalmente otro. San Antonio como zona de autonomía está ahí.
(...)

Un millón y medio de pesos y algo más
Un millón y medio de pesos en dinero contante y sonante se ganó Marcelo Mellado con el Premio de la Crítica UDP. Pero más allá del dinero, lo que para él vale, es que la editorial La Calabaza del Diablo, siendo una pyme, le haya dado la batalla a las grandes empresas del rubro. "Ahora me están ofreciendo filmar El Informe Tapia, que es la anterior novela mía, y en la que ocurre todo en San Antonio", aseguró el ahora galardonado autor. El escritor agradeció el apoyo del Centro de Estudios Alonso de Ercilla, donde "me recibieron y me dieron pega en el peor momento del año".


*Para seguir leyendo ir a www.lidersanantonio.cl

Qué mal lo hemos hecho

Por Marcelo Mellado


La izquierda lo ha hecho pésimo, reconozcámoslo. Esa lateralidad discursiva que viene de los tiempos de la revolución francesa, llamada izquierda, y que tuvo su definición épica en la gloriosa revolución de octubre en Rusia, imaginario que me fascina, está hoy en punto muerto. A pesar de eso, yo aún me emociono si escucho la internacional, aunque obviamente no hago de eso una ley. Siempre creímos -con arrogancia- que teníamos un capital moral que nos hacía superiores, pero eso es más que dudoso hoy en día. Esto, quizás, uno lo debiera haber escrito en la década de los sesenta, en pleno siglo XX. Pero no es malo hacer arqueología ideológica en pleno siglo XXI en San Antonio, en el tradicional puerto rojo, nuestra ciudad, mi ciudad (sí, porque aquí he desarrollado mi trabajo de obra).

Hoy por hoy el asunto es más que patético, simplemente no damos pie con bola, somos mediocres y sin imaginación, no tenemos proyecto, y nuestra gente decae y se hace tránsfuga. Es cierto que nos mataron y que nos humillaron, y que la derecha triunfó estratégicamente, pero ya es hora de pasar de simples víctimas a generadores de cambios y creaciones de mundos.

Leí un excelente artículo de Roxie Lee en la página web del Espacio Cultural sobre la situación política de San Antonio y recordé la obsesión electoralista de algunos de nuestros compañeros y la impotencia y desazón que embarga a muchos de nosotros por la falta de rutas. En el período electoral la política se vive con esa intensidad farsesca y ridícula que nos lega el mercado democratoide. Y tamibién recordé algo que me decía un viejo compañero en el sur, que la búsqueda de salidas políticas no hay que encontrarlas en otra parte, en otras latitudes, sino precisamente en el lugar que habitamos. Aquí, a partir de nuestra propia práctica, aprovechando nuestro capital asociativo y de lucha, debemos generar nuevos diseños y modelos de trabajo, que sean un aporte a la cultura política.

No es una novedad que el escenario político nacional es muy predecible, la política se vive cupularmente y la ciudadanía o el pueblo tiene un campo de acción muy delimitado y controlado por la institucionalidad, ya sea gubernamental o municipal, o partidaria. Aún así hay sectores que son capaces de construir sus propios espacios sin la regencia de esas superestructuras.

En San Antonio hay amplios sectores de la izquierda que no están dispuestos a alinearse mansamente, como lo hemos hecho otras veces, detrás de iniciativas cupulares que promueven candidaturas sin proyecto, y que sólo exhiben un deseo electoralista más que sospechoso. Pienso y creo que hay que agruparse, ya lo estamos haciendo, en torno a discusiones creativas y responsables para promover alternativas políticas otras, revolucionarias y populares, con propuestas bien elaboradas, sin el voluntarismo y falta de claridad conceptual que suele caracterizarnos. Debemos juntarnos y responder preguntas simples, pero fundamentales. ¿Qué somos? ¿Qué queremos para San Antonio y el país? ¿Cuáles son los temas y cómo trabajarlos? Y muchas preguntas más.

Quizás la solución sea una candidatura testimonial que lance un proyecto de futuro o marginarse de las elecciones, en fin, hay que darse los espacios para discutir sin canibalismos ni patologías discursivas. Tratemos de ser serios y humildes a la hora de hacer la autocrítica correspondiente y de conversar, sí, conversar con honestidad política.


Artículo publicado en el diario
El Líder, viernes 18 de abril de 2008.

24 de abril de 2008

Casa Rodante



Casa Rodante es un colectivo de producciones culturales que ha organizado varios eventos en nuestra ciudad. La idea es agrupar a músicos, poetas y artistas en general, que pertenezcan a este aguerrido territorio. Recordamos algunos grandes momentos de estos amigos organizados, como la tocata CHINOY + REDOLÉS + POETAS, donde participó nuestro querido Roberto Bescós lanzando su poesía que no pasó para nada inadvertida. También recordamos la Casa Rodante de febrero, realizada en el edificio de los pescadores llamado La Lonja, en la orilla misma de este mar enjaulado, en donde asistieron grandes poetas, músicos y bandas invitadas. Algunos nombres que todavía resuenan en nuestra memoria son los de La Fusa, el Yeco, Marcelo Castillo, Agua de Perro, Árbol Rojo, Malestados, Puerto Verde, Congrio Fuerte, etc., etc., etc....
Esperamos que esta nueva reunión nos siga alentando a todos y todas a la creación de lazos que nos fortalezcan.

22 de abril de 2008

Día del Libro, Biblioteca Nacional


P R O G R A M A

Café Literario en la Biblioteca Nacional:

12:30 hrs. Mesa redonda: Poesía Chilena Actual.
Conversatorio y lectura.
Modera: Omar Cid
Participan: Juan Cameron, Juan Antonio Massone, Jaime Huenun, Roberto Bescós, Andrés Morales, Floridor Pérez.

15:30 hrs. Mesa redonda: Narrativa Chilena hoy.
Modera: Hernán Miranda
Participan: Poli Délano, Walter Garib, Gregorio Angelcos, Pablo Simonetti y Camilo Marks.

16:30 hrs.
Recital: En boca de mujer: Mujeres poetas, una forma de vida.
Modera: Ximena Troncoso
Participan: Alejandra Basualto, Malu Urriola, María Inés Saldivar, Astrid Fugellie, Cecilia Palma, Florencia Smiths.

17:30 hrs. Poesía joven: Recital y conversatorio de poetas jóvenes.
Modera: Simón Fierro
Participa: Héctor Hernández, Cristian Aedo, Pablo Paredes, Paula Ilabaca, Gabriel Zanetti .

Galería de Cristal
13:30 hrs. Recital Poético: Voces para Gabriela
En el marco de la exposición Gabriela Mistral. Chile, una voluntad de ser, los poetas leerán un poema de Gabriela en su homenaje.
Participan: Delia Domínguez, Carmen Berenguer, Paz Molina, Ana María Vieira, Graciela Huinao, Edmundo Herrera, y Reynaldo Lacámara.

Nuestro agente en Buenos Aires

20 de abril de 2008

En sección De buena fuente


CRÍTICOS PREMIAN A MELLADO Y GONZÁLEZ

Para quienes estan cansados de ver en el podio de los ganadores a los mismos de siempre, el Premio de la Crítica 2008 de la UDP, concedido a los mejores libros publicados en 2007, trae satisfacción y promesas de cambio.
Las distinciones al narrador Marcelo Mellado y al poeta Yanko González, por sus libros Ciudadanos de baja intensidad y Alto Volta, respectivamente, son significativas en varios aspectos. Primero, se premió en ambos casos a escritores de regiones: Mellado vive en San Antonio y González en Valdivia. Segundo, sus libros fueron publicados por editoriales pequeñas: Ciudadanos... en La calabaza del diablo y Alto Volta en El Kultrún. Y last but not least, ambos autores pertenecen a generaciones literarias recientes: Mellado nación en Concepción en 1955; Yanko González nació en Buin en 1971.
Y aunque -afortunadamente- no son los productos más vendedores de nuestra industrial cultural, ninguno de ellos es un "aparecido" en el paisaje literario. Mellado viene publicando hace más de quince años y perfectamente podría haber recibido más premios de los que tiene. Metales pesados (1998), el anterior libro de Yanko González, impactó con fuerza la poesía de la última década y es una voz de referencia entre los jóvenes. Mirado así, el galardón que recibieron no sólo distingue los méritos de un libro en particular; también reconoce una trayectoria.
No es de extrañar que en el caso de Ciudadanos... el fallo del jurado haya sido tan apabullante: seis votos contra uno (por la novela Almuerzo de vampiros, de Carlos Franz). El libro de Yanko González superó en buena lid a los últimos trabajos de Raúl Zurita, José Ángel Cuevas y Erick Pohlhammer, tres pesos pesados de la poesía chilena.
Integraron el jurado de este año Pedro Gandolfo, José Promis, Rodrigo Pinto, Marcelo Maturana, Juan Manuel Vial, Marcelo Soto y Matías Rivas.




De buena fuente, Suplemento Artes y Letras de El Mercurio, domingo 20 de abril de 2008.

En diario local EL LÍDER, San Antonio

MARCELO MELLADO FUE RECONOCIDO
A NIVEL NACIONAL

Compilación de cuentos "Ciudadanos de baja intensidad"fue catalogada como la mejor obra del 2007


Críticos literarios de diversos medios de comunicación eligieron al escritor Marcelo Mellado, como el mejor autor chileno del año 2007.
El galardón entregado por la Universidad Diego Portales tiene como objetivo destacar la calidad de los libros publicados durante la temporada anterior. En esta tercera edición las obras premiadas fueron "Alto volta" del poeta Yanko González y el volumen de cuentos "Ciudadanos de baja intensidad" de Mellado.


IMPORTANCIA

El escritor local afirmó que aún está sorprendido por este reconocimiento y añadió que este es el premio más importante que ha recibido en su carrera.
"El libro habla de cómo el sujeto chileno se convierte en objeto. Casi todos los cuentos de este volumen tienen que ver con San Antonio. Trata del mundo de la burocracia y de sujetos de discurso puestos en escena", explicó Mellado.



Diario EL LÍDER, domingo 20 de abril de 2008. San Antonio.

www.lidersanantonio.cl

17 de abril de 2008

Sobre el Premio de la Crítica


Premio de la Crítica
ELIGEN LOS MEJORES LIBROS DEL 2007



A.C.T.


Por tercer año consecutivo, la Universidad Diego Portales ha convocado a los críticos literarios de diversos medios para otorgar el Premio de la Crítica a los mejores libros de autores chilenos que hayan sido publicados durante la temporada anterior.



Esta vez los galardonados son el poeta Yanko González, por su libro Alto Volta, y el narrador Marcelo Mellado, por su volumen de cuentos Ciudadanos de baja intensidad. Los títulos premiados han sido ampliamente elogiados desde su aparición, por lo que el reconocimiento resulta casi incontestable. Alto Volta es una brillante mezcolanza poética acerca de los temas de la inmigración y el mestizaje, así como del conflicto entre centralismo y regionalismo. Curiosamente, Ciudadanos de baja intensidad también pone el foco fuera del centro, corriéndolo hacia mediocridades que dan pena y risa, como las de la burocracia regional o las del intelectualismo chanta.


*Aparecido hoy jueves 17 de abril de 2008 en Las Últimas Noticias.

16 de abril de 2008

Premio de la Crítica Literaria 2008


En su tercera versión, la Universidad Diego Portales -Ediciones UDP y la facultad de Comunicación y Letras-, entregó el Premio de la Crítica Literaria 2008 a los mejores libros publicados. En el género novela, con su Ciudadanos de Baja Intensidad, nuestro compañero de luchas, Marcelo Mellado, obtuvo el reconocimiento.


Nuestro agente parte la próxima semana a Buenos Aires, en misión de labores, junto a su editorial Calabaza del Diablo, invitados por la Casa de la Poesía del Gobierno de Buenos Aires, a un encuentro-recital, acompañado por su editor Marcelo Montecinos y otros.


Esperamos que se reporte prontamente para discutir los pormenores de estas noticias y otras, que nos hacen creer en la revolución que seguimos preparando.


Felicitaciones compañero.